• FMAA

Celebrando el 50 Aniversario del Maratón de la ciudad de Nueva York



Dado el estado actual del Maratón de la ciudad de Nueva York, es un poco difícil de creer que la génesis de una carrera que muchos consideran como la maratón más emblemática del mundo, tuvo un comienzo tan humilde.


Sin embargo, hoy (sept. 13) hace 50 años, el Maratón inaugural de la ciudad de Nueva York se llevó a cabo con poca fanfarria y una cobertura mediática limitada, con un artículo breve y sin fotos en el New York Times, en una ruta sin complicaciones dentro de los límites de Central Park.


Si bien el histórico Maratón de Boston, que se llevó a cabo por primera vez en 1897, fue considerado durante mucho tiempo como el maratón urbano más prestigioso del mundo, Nueva York estaba ansiosa por establecer un evento propio de 42.2km y Fred Lebow y Vince Chiappetta intervinieron para organizar el evento de 1970.


Al cobrar una tarifa de inscripción de $1.00, esa primera carrera atrajo solo 127 inscripciones, 126 hombres y 1 mujer.


Organizado a finales del verano, los participantes fueron recibidos con temperaturas cercanas a los 30°C y alta humedad cuando partieron hacia la línea de meta actual junto a Tavern on the Green.


Corriendo una ruta en sentido contrario a las agujas del reloj, los participantes de la carrera inaugural completaron un pequeño circuito cerca del extremo sur, seguido de cuatro vueltas sobre la ondulada vía principal del parque.


Fred Lebow, cofundador de New York City Marathon


Una persona presente en ese día histórico fue el actual presidente de la junta directiva de New York Road Runners, George Hirsch, quien describió sus recuerdos de la carrera al New York Times.


“Ese domingo por la mañana de 1970, decidí correr el circuito de Central Park en la dirección opuesta a los corredores”, recuerda. “Fue una forma divertida de hacer una carrera larga de entrenamiento mientras animaba a mis muchos amigos en la carrera”.

“Fui uno de los pocos espectadores genuinos ese día. La mayoría de los ciclistas y peatones que entraban y salían entre los corredores eran solo personas que disfrutaban de un domingo sin automóviles en Central Park. No parecían darse cuenta de que se estaba celebrando una carrera". Si bien la carrera había atraído poco interés de los medios de comunicación, la carrera atrajo a Ted Corbitt, de 50 años, un maratonista olímpico de 1952 y el hombre conocido como "el padre de las carreras de larga distancia" en los Estados Unidos.


Corbitt, que ostentaba récords en Estados Unidos de 25 a 100 millas, seguía siendo un oponente formidable y, dada su posición dentro de la unida comunidad de corredores de la ciudad de Nueva York, se le otorgó el dorsal número uno para el Maratón inaugural de Nueva York.


Entre sus principales opositores se encontraba el bombero Gary Muhrcke, quien la noche anterior al día de la carrera tuvo que hacer frente a varias llamadas desde la estación.


Después de una noche de poco sueño, la mañana de la carrera consideró retirarse del evento.


Sin embargo, su esposa lo convenció para que lo intentara y él llegó a tiempo para el comienzo a las 11am.


Dadas las exigentes condiciones de la carrera, tanto Corbitt como Muhrcke optaron por comenzar a un ritmo cauteloso mientras Moses Mayfield, con sede en Filadelfia, se adelantó y abrió una clara ventaja.


Con dos vueltas restantes, Muhrcke se mantuvo aproximadamente en el noveno lugar cuando su compañero de equipo, Pat Bastick, del Millrose AA, con el que estaba corriendo, renunció.


De repente, mientras corría solo, sintió la necesidad de correr más fuerte y aceleró el ritmo.


En la penúltima vuelta, eliminó a seis corredores para colocarse entre los tres primeros. A cinco millas de la meta, barrió al adolescente Tom Fleming y luego a las 24 millas atrapó y pasó a Mayfield, cuya carrera se estaba deshaciendo dramáticamente en el intenso calor y la humedad.


Ahora era el momento de Muhrcke, quien cruzó la línea de meta por la Tavern on the Green en 2:31:39 para convertirse en el ganador inaugural del Maratón de la Ciudad de Nueva York. Fleming quedó segundo (2:35:44) con Corbitt, de 50 años en quinto con 2:44.


La única mujer en la carrera, Nina Kuscsik, había corrido 3:12 solo cinco meses antes en el Maratón de Boston, pero no pudo terminar.


“Se enfermó de gripe justo antes de la carrera de la ciudad de Nueva York y tuvo que abandonar a las 14 millas”, menciona Hirsch sobre la mujer que triunfó en el Maratón de Nueva York en 1972 y 1973.



Las siguientes cinco ediciones también se llevaron a cabo en Central Park y durante ese período la carrera creció de manera constante en popularidad hasta atraer a más de 500 participantes.



Sin embargo, un momento crucial en la historia de las carreras ocurrió en 1976 cuando se expandió a la ruta que conocemos hoy y que abarca los cinco distritos de Nueva York.


Deseoso de capitalizar el creciente boom del running, George Spitz propuso la idea. Un par de empresarios, Lew y Jack Rudin, aportaron $25,000 para organizar el evento y una vez que el alcalde dio su bendición, la carrera podría continuar en la nueva ruta.


Más de 2000 participantes tomaron la línea de salida con Bill Rodgers, uno de los maratonistas superestrellas de la década de 1970, dominando para ganar la carrera masculina en un tiempo de 2:10:09, más de tres minutos por delante del campeón olímpico de maratón de 1972, Frank Shorter. .


Miki Gorman consiguió la victoria en la carrera femenina en 2:39:11.


Desde entonces, la carrera ha ido viento en popa y ha proporcionado un caleidoscopio de recuerdos emocionantes. Entre los aspectos más destacados se incluye el récord de nueve victorias de la gran corredora de distancia noruega Grete Waitz en la carrera femenina. El neozelandés Rod Dixon libró una contundente batalla con el inglés Geoff Smith en 1983 y Meb Keflezighi convirtiéndose en el primer estadounidense en 27 años en asegurar la victoria en la edición de 2009.



El maratón de la ciudad de Nueva York también ha crecido en número de participantes. En 1979 atrajo a más de 10,000 corredores por primera vez y en 1997 rompió la barrera de los 30,000.


El año pasado (2019), el evento fue testigo de un número récord mundial de 53,627 finalistas para un maratón.


La carrera sobrevivió a la cancelación de la carrera de 2012 debido al huracán Sandy y tiene toda la intención de recuperarse más y mejor el próximo año por la decepción de la cancelación de la carrera del 50 aniversario de este año debido a la pandemia mundial.




“Después de 1976, nadie, absolutamente nadie, cuestionó siquiera si el maratón de toda la ciudad debería volver a correrse”, añade Hirsch.


"Todos sabíamos que teníamos un éxito instantáneo en nuestras manos, uno que se convertiría en una institución anual y el mejor día en la vida de la ciudad de Nueva York".



Créditos:


World Athletics

Steve Landells, 13/09/2020


Fotos:


Getty Images

http://www.runninglife.com.mx/

Ronald McDonald House New York


Nota Original: AQUÍ

26 vistas
Síguenos en:
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Dirección

Av Río Churubusco, Puerta 9 Oficina 301 Ex Ejido Magdalena Iztacalco, Ciudad de México 080101

EMAIL

fmaa.mx@gmail.com

Teléfonos

(+52)(55) 5393-0677 || (+52)(55) 5562-0995 || (+52)(55) 5562-0999

© 2020 by FMAA,  Preguntas /  Contáctanos en fmaa.mx@gmail.com

JOMA LOGO