• FMAA

Ocho maneras de entrenar como un fondista etíope



El corredor y profesor de antropología Michael Crawley pasó 15 meses con los mejores atletas etíopes y resume sus enseñanzas en el libro 'Out of Thin Air', del que se pueden sacar grandes enseñanzas.


Los hombres etíopes tienen seis de los diez tiempos más rápidos de la historia en maratón. Los récords femeninos de 5,000 (Letesenbet Gidey) y 10,000m (Almaz Ayana) también pertenecen a nativos de la nación africana. En Etiopía, correr no es un pasatiempo, sino un pilar central de la vida, pero ¿qué podemos aprender de la forma en que entrenan?


Michael Crawley, corredor de maratón de 2h20 y profesor asistente de antropología social en la Universidad de Durham, pasó 15 meses en Etiopía entrenando junto a algunos de los mejores corredores del país y destiló sus hallazgos en el excelente libro Out of Thin Air: Running Wirdom and Magic From Above the Coluds in Ethiopia.


Algunos de los factores que hacen que los corredores de fondo etíopes tengan tanto éxito son, por supuesto, difíciles de replicar en Europa, empezando por realizar la mayor parte de su entrenamiento a más de 2,500 metros sobre el nivel del mar. Pero no hay que desanimarse, muchos de los descubrimientos de Crawley son aplicables a corredores de todos los orígenes y habilidades.


1- Cambia de recorrido para no aburrirte


Los corredores etíopes son conscientes de que correr puede volverse rutinario y aburrido, por lo que con frecuencia mezclan. Se pasan los días entre semana zigzagueando por los bosques, creando nuevas rutas. "Parte de la motivación es buscar siempre un nuevo camino a través del bosque", escribe Crawley, "y correr siempre con otros que puedan encontrar rutas inesperadas e interesantes es evitar este aburrimiento... Hay espacio para una sorpresa bienvenida en este tipo de carrera". Si siempre haces el mismo circuito de un parque o corres por las mismas carreteras, tal vez sea hora de añadir un poco de imaginación inspirada en Etiopía a tus carreras.


2- Evita correr siempre sobre asfalto


Los corredores etíopes desconfían del asfalto y se limitan a una carrera a la semana en esa superficie. El resto de sus recorridos se realizan en el bosque, en coroconch (camino de grava) o en la pista. Muchos creen que correr demasiado sobre asfalto, o sobre terreno duro, hace que las piernas pierdan velocidad. Si bien hay poca evidencia sólida para respaldar esa teoría, ciertamente hay beneficios en mezclar las superficies y completar un mayor porcentaje de sus recorridos en superficies que no son hormigón.


3- Aprovecha el poder del grupo


"Correr solo, como comer solo o simplemente sentarse solo, se considera profundamente antisocial y casi sospechoso en Etiopía", escribe Crawley. Todos los atletas de élite entrenan en grupos grandes, con turnos para marcar el ritmo en diferentes segmentos durante un recorrido largo. Los atletas hablan de "seguir los pasos" de la persona que van delante y creen que la energía no es algo creado exclusivamente por una persona, sino algo que se puede aprovechar como grupo. Si bien el deseo de una persona de correr sola debe, por supuesto, ser respetado y algunos atletas, como Emil Zatopek, parecían prosperar con el entrenamiento en solitario, la ciencia dice que correr con otros ayuda a correr más fuerte y más rápido. Por lo menos, considera hacer tus entrenamientos más difíciles, como series o repeticiones de cuestas, con compañía.


4- No seas esclavo de tu reloj


Quien dijo que "a menos que se publique en Strava, no existe" se olvidó de contárselo a muchos de los mejores corredores de Etiopía. Si bien los relojes inteligentes no son una rareza entre sus corredores, se usan de manera mucho más selectiva. "Se apoyan en ellos [relojes] de forma creativa y selectiva, usándolos para reducir la velocidad o para acelerar, y la mayoría de las veces los dejan en casa cuando corren por los bosques", cuenta Crawley. Es una buena enseñanza para reflexionar sobre tu relación con el smartwatch. ¿Le resta valor al placer de correr? ¿Te presiona psicológicamente para que acelerar en lo que debería ser una carrera fácil? En cualquier caso, ¿por qué es importante registrar los datos en carreras fáciles y casuales?


5- Acaba las carreras con un sprint a tope


A menudo se observa que si un corredor etíope y un corredor keniano están codo a codo con 100 metros para el final, el corredor etíope generalmente superará a su rival. Haile Gebrselassie hizo esto contra Paul Tergat en los 10,000m en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000. Fue una historia similar cuando Shura Kitata supoeró a Vincent Kipchumba en el Maratón de Londres 2020. Quizás una de las razones de esto es el énfasis de los corredores etíopes en correr 150 metros a tope al final de muchas de sus entrenamientos 'fáciles'. Si eso suena un poco intenso, opta por terminar tus carreras fáciles entre semana con algunos apretones: ráfagas de 20 segundos con un esfuerzo del 80-90%, concentrándose en mantener una buena forma.


6- Conviértete en un corredor "peligroso"


En Etiopía, ser descrito como un corredor "peligroso" (o adegenya) es un gran cumplido. No se trata de correr riesgos innecesarios; más bien de hacer sacrificios que otros no harán. En un momento del libro, a Crawley le despiertan a las 3 de la madrugada un par de compañeros de carrera etíopes para hacer una serie de repeticiones de cuestas. Él se muestra incrédulo al principio, ¿por qué correr repetidamente colina arriba en la oscuridad de la noche?, pero a medida que pasa el tiempo, se da cuenta del beneficio. "La carrera nocturna que hacemos, más incluso que los lugares o entornos particulares en los que corremos, me hace comprender la importancia de crear un sentimiento particular, o sentido de importancia y aventura, en tu carrera".



7- Deja de dar vueltas cuando no corres...o descansa


La palabra amárica para vueltas es zur. Si bien hacer zur es algo bueno en la pista, uno debe evitar demasiados zur cuando no se está entrenando. En este sentido, zur significa cualquier actividad que comprometa tu capacidad de descanso entre sesiones de entrenamiento. Los atletas más exitosos con los que se encuentra Crawley son aquellos que saben cómo recuperarse y saben cómo corren. Para nosotros, un poco de diversión es inevitable, pero vale la pena aprender de su compromiso y entrenamiento para ver dónde se puede incorporar más descanso y recuperación.


8- Aprovecha al máximo el entorno


Los corredores de Etiopía están muy orgullosos del entorno en el que entrenan. Los lugares altos tienen "aire especial" y no es raro que los corredores recorran grandes distancias para correr hacia arriba y hacia abajo por las mismas cuestas en las que entrenaron Tirunesh Dibaba o Kenenisa Bekele. Si bien el país, sin duda, tiene grandes ventajas naturales para los corredores de resistencia, como la capacidad de entrenar a gran altura, quizás el secreto del éxito de Etiopía sea aprovechar al máximo lo que tienen a su disposición. Como dice Zane Robertson, un corredor de élite de Nueva Zelanda que vive en Etiopía desde hace una década: "La clave de su éxito es jugar la mano que se les repartió como si fuera la carta que querían".


Piensa en lo que hay en tu entorno y lo que te ofrece como corredor. Si se trata de colinas y senderos, conviértete en un maestro de la carrera cuesta arriba y cuesta abajo. Si los caminos y rutas son planos, concéntrate en mejorar tu velocidad en llano. La oportunidad de mejora y disfrute está en todas partes; los etíopes, al parecer, son mejores en darse cuenta de ello.


Créditos:


Runner's World

Rick Pearson

25/12/2020


Nota Original: AQUÍ

180 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo