• FMAA

Yulimar Rojas, la atleta del año femenil, se enfoca solo en lo positivo


Yulimar Rojas celebra en Madrid su récord mundial bajo techo


La habilidad de la compartimentación es clave para los atletas: esa capacidad de bloquear el ruido y enfocar su atención en una sola tarea.


Yulimar Rojas dominó esa habilidad un viernes por la noche en febrero, produciendo el salto más grande de su vida, y el segundo más grande de la historia de 15.43m en la ronda final en la reunión del World Athletics Indoor Tour en Madrid.


Esa hazaña la coronó Atleta Femenina del Año en los Premios World Athletics, y cuando se le pidió que reflexionara sobre este año tumultuoso, la venezolana de 25 años lo hizo con una memoria selectiva.


Lo que quiero recordar de 2020 son solo las cosas buenas”, dijo. "Recordar solo las cosas buenas me ayudarán a concentrarme mejor para el 2021".


Tiene grandes ambiciones para el año que viene. Los Juegos Olímpicos, obviamente, pero el éxito para ella no solo se definirá por las medallas, sino también por las marcas. Hay dos distancias principales en su mente.


“Los 15.50m, sé que puedo lograrlo”, dijo. “Mi ambición es convertirme en la primera mujer en saltar 16 metros. Es algo inimaginable en la mente de la gente, pero creo que tengo la capacidad para hacerlo ".


Fácilmente podría molestarse por lo que podría haber sido en 2020. Rojas, después de todo, entró en el año como campeona mundial reinante, la única atleta desde 2016 que saltó más allá de los 15 metros, lo que hizo siete veces el año pasado.


Cuando comenzó el año con un récord sudamericano bajo techo de 15.03m en Metz, luego se elevó a su récord mundial bajo techo de 15.43m en Madrid, parecía destinada a verse con el oro olímpico. Pero todos sabemos lo que pasó después.


Yulimar Rojas en una vuelta de honor en Madrid (© Dan Vernon)


“Venía de una temporada bajo techo en la que estaba en una forma excepcionalmente buena y estaba trabajando para los 15.50m”, dijo. “Sinceramente, creo que si no hubiera habido cuarentena y la pandemia, ahora estaría celebrando una medalla olímpica, una actuación mejor que los 15.43m. Pero soy un atleta que siempre quiere más y, a pesar de lo que sucedió en 2020, confío en que 2021 traerá más alegrías y me encontraré en una forma aún mejor".


Esa sería una perspectiva desalentadora para los rivales de Rojas, que compitió con moderación en una temporada al aire libre corta, saltando sólo 14.71m en Castellón, España, en septiembre.


"Ha sido una temporada muy corta, una temporada rápida, pero nos ha ayudado a darnos cuenta de que hay cosas mucho más importantes fuera", dijo. "Aproveché la pandemia para descansar y ahora tengo muchas ganas de prepararme para la próxima temporada".


Regresó a su casa en Venezuela para ver la transmisión en vivo de los World Athletics Awards, y su reacción a la noticia de su victoria fue de absoluta conmoción.


“Me sentí increíble, ¿qué me está pasando? ¿estoy viviendo en un sueño? Ser uno de los finalistas fue como ganar para mí y esta es una prueba de que los sueños se hacen realidad".


Estaba igualmente encantada con su entrenador, Iván Pedroso, que vive en Guadalajara, España.


A pesar de todos los logros del cubano como leyenda del salto de longitud (oro olímpico, cuatro títulos mundiales al aire libre, cinco títulos mundiales bajo techo), nunca había sido coronado atleta del año y Rojas estaba ansiosa por compartir el honor con él.


"Juntos formamos un equipo muy fuerte y estoy segura de que cuando lo vuelva a ver pronto lo abrazaré y en ese abrazo habrá mucha emoción", dijo. "Será un momento muy mágico".



Yulimar Rojas e Ivan Pedroso en Madrid (© Dan Vernon)


Después de agregar a Pedroso como amigo en Facebook en 2015, Rojas le contó su ambición de entrenar con él y en noviembre de ese año se mudó a Guadalajara, que está a una hora en auto desde Madrid.


Bajo la dirección de Pedroso, ha ganado dos títulos mundiales consecutivos bajo techo, dos títulos mundiales consecutivos al aire libre y ha mejorado su PB de 14.20m a 15.43m. Pero lo que le ha enseñado desde 2015 va mucho más allá del salto triple.


“Siento mucho amor cuando hablo de él”, dijo. “Lo que aprendí de él es la fuerza para poder levantarme, la humildad, la simple alegría de entrenar y cómo manejar los problemas".


“Pase lo que pase, sé que Ivan estará ahí para mí. Él es un entrenador para mí, pero no solo eso, es como una figura paterna y sabemos que juntos, con el amor por el deporte que tenemos, podemos llegar muy lejos”.


La noche de la reunión del World Athletics Indoor Tour en Madrid en febrero pasado, Pedroso había estado más nervioso que Rojas cuando se presentaron en el Polideportivo Gallur Arena.


“Denotaba que había algo especial en el aire”, dijo.


Había hecho lo suficiente para asegurar la victoria en la segunda ronda, luego saltó 15.29m en la cuarta ronda, pero después de cometer una falta en su quinto intento, parecía que su oportunidad por el récord mundial bajp techo de 15.36m se estaba escapando. Pero con todos los ojos enfocados en la pista de salto triple, logró su último intento de saltar, y saltó a los libros de la historia.


“Fue un día perfecto”, dijo. “La multitud estaba allí, el estadio estaba lleno y todos me miraban. Creo que lo que marcó la diferencia fue lo concentrada que estaba en saltar y no en el rendimiento. Me olvidé por completo de cualquier marca, de cualquier récord mundial".


Yulimar Rojas en acción en los Juegos Olímpicos de Río 2016 (© AFP / Getty Images)


Habiéndose convertido en la primera mujer venezolana en ganar una medalla de plata olímpica en salto triple en 2016, había muchas esperanzas de que Rojas se convirtiera en la primera mujer medallista de oro del país en Tokio. Pero con los Juegos aplazados, está feliz y es paciente.


"Había esperado cuatro años para los Juegos Olímpicos, pero siguen siendo mi principal objetivo en 2021", dijo. “Todos los días me despierto para ese objetivo. La energía y el enfoque no han cambiado y nunca han abandonado mi cuerpo. Creo que 2021 será aún mejor para mí y estoy lista para dar lo mejor de mí en los Juegos Olímpicos".


Después de unas vacaciones de fin de temporada y un tiempo en casa en Venezuela, Rojas pronto regresará a España para comenzar a entrenar bajo la supervisión de Pedroso, preparándose para ser aún mejor en 2021.


“Obviamente es un año muy importante, pero lo más importante para mí es estar sana y competitiva. Necesito estar psicológica y físicamente en mi mejor forma, entrenar al 100% y competir al 100% .


Haciendo eso y con los dos principales objetivos en su mente, el oro olímpico y el récord mundial de 15.50m, estarán a su alcance.


"Tengo la ambición de llegar allí", dijo. "Sé que mi corazón me llevará allí".


Créditos:


World Athletics

Cathal Dennehy

13/12/2020


Nota Original: AQUÍ

59 vistas0 comentarios
Síguenos en:
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Dirección

Av Río Churubusco, Puerta 9 Oficina 301 Ex Ejido Magdalena Iztacalco, Ciudad de México 080101

EMAIL

fmaa.mx@gmail.com

Teléfonos

(+52)(55) 5393-0677 || (+52)(55) 5562-0995 || (+52)(55) 5562-0999

© 2020 by FMAA,  Preguntas /  Contáctanos en fmaa.mx@gmail.com