• FMAA

Legese se enfoca en la gloria olímpica después de una progresión constante en el Maratón



Si bien las asombrosas hazañas maratonianas de Eliud Kipchoge y, en menor medida, de Kenenisa Bekele, se han ganado con razón la mayor parte de la atención de los medios en los últimos años, también se deben reconocer las hazañas del as de maratón, el etíope Birhanu Legese.


Con 1.68m de altura, el diminuto etíope, compañero del equipo NN Running Team de Kipchoge y Bekele, ha logrado cuatro podios de maratón sucesivos que han incluido éxitos consecutivos en el Maratón de Tokio, un segundo puesto en el Maratón de Berlín de 2019 para avanzar al tercer lugar en las listas de maratones de todos los tiempos, y más recientemente un tercer lugar en el Maratón de Valencia 2020.


Por pura consistencia maratónica, pocos pueden igualar al atleta de 26 años, quien según su entrenador, Getaneh Tessema, tiene el potencial de hacer historia.


“No hay duda de que Birhanu es un deportista de calidad”, explica Getaneh. “Veo eso todos los días en el entrenamiento. Si todo sale a la perfección, sé que puede lograr los mismos resultados que Kenenisa y Kipchoge”.


Al principio (y brevemente), fue un velocista

Descrito por Tessema como su "asesino de velocidad", - Legese es parte de un grupo de entrenamiento fuerte que incluye al podio del Maratón de Londres 2019 Mule Wasihun y la campeona del Maratón de Berlín 2019 Ashete Bekere - tal vez no sea una sorpresa dados sus atributos, que la maravilla del maratón comenzara su viaje de atletismo como un prometedor velocista escolar en Woliso, a unos 100 kilómetros al sur de Addis Abeba.


Sin embargo, fue solo poco después de dejar la escuela y siguiendo el consejo del entrenador del club de Birhanu para intensificar los eventos de resistencia, que su viaje atlético comenzó en serio.


Legese, el tercero mayor de siete hermanos, disfrutó de su gran actuación en la Gran Carrera Etíope de 10km de 2012 al quedar segundo en 28:41 detrás del medallista de bronce de los Juegos Olímpicos de 2016 en 5,000m, Hagos Gebrhiwet.


Continuó progresando constantemente durante las siguientes dos temporadas: en 2013 marcó un impecable 27:34 durante 10km en la carretera en Taroudant y al año siguiente registró un PB de 5,000m en pista de 13:08.88 en Shanghai.


Sin embargo, fue en las carreteras de ruta donde Legese se ha destacado más y en 2015 insinuó aún más su emocionante potencial al ganar las medias maratones de Berlín (59:45) y Nueva Delhi (59:20).


Debut notable en maratón

Las siguientes temporadas disfrutó de un éxito intermitente con la victoria en el RAK 2016 y el Medio Maratón de Nueva Delhi de 2017, pero con demasiada frecuencia se vio obstaculizado por problemas continuos de dolor en las espinillas, lo que le impidió producir constantemente su mejor rendimiento.


En 2018, Legese hizo su esperado debut en un maratón en Dubai, con un tiempo excepcional de 2:04:15 para el sexto lugar. Sin embargo, anhelaba más.


“Estaba satisfecho con el tiempo pero no con el puesto”, explica.


Los problemas estomacales obstaculizaron sus esfuerzos más tarde ese año en el Maratón de Chicago cuando terminó décimo en 2:08:41, más de tres minutos y medio detrás del ganador de la carrera, Mo Farah.


“Tenía mucho dolor pero seguí adelante porque pensé que el dolor desaparecería”, recuerda. "Estaba decepcionado con la actuación, pero tan pronto como volví a entrenar, mi decepción desapareció".


La victoria de Tokio marca el avance del maratón

A diferencia de muchos atletas etíopes de élite, Legese ha optado por no vivir en Addis Abeba, sino al norte de la ciudad capital, en la ciudad de Sendafa, donde vive con su hermano, Gezahegne, y su compañero de entrenamiento Tariku Kinfu.


Lejos de la contaminación de la ciudad y vivir más cerca de sus rutas de entrenamiento regulares ha reducido su tiempo de viaje hacia y desde el entrenamiento y ha ayudado a su descanso y recuperación con la consecuencia de que disfrutó de una preparación suave para el Maratón de Tokio 2019.


Compitiendo en condiciones húmedas y ventosas en la capital japonesa, hizo su movimiento ganador justo antes de los 35 kilómetros, dejando atrás al ex medallista de plata del medio maratón mundial Bedan Karoki.



A pesar de las inclemencias del tiempo, cruzó la meta primero en 2:04:48 para registrar el segundo tiempo más rápido en la historia de la carrera y reclamar una victoria, que fue fundamental para el desarrollo de su carrera.


“Ganar en Tokio me dio la oportunidad de ser invitado a otras carreras importantes y fue un gran impulso de confianza”, explica. "Financieramente, también fue un gran cambio para mí".


Por debajo de 2:03 en Berlín

Reforzado por su primera victoria en el Marathon Majors y disfrutando de una preparación sin problemas para el Maratón de Berlín de 2019, tenía mucha confianza en que podría tener una excelente partipación al ser considerado como el más rápido del mundo.


“Esperaba batir el récord mundial ese día y por eso me escapé del grupo a 25 km”, explica Legese. “Pero unos kilómetros después tuve un problema en la cadera, sentía dolor y eso me hizo bajar la velocidad”.


A los 38 kilómetros fue atrapado y pasado por el ganador de la carrera Kenenisa Bekele, quien logró la victoria récord en 2:01:41, dos segundos después del récord mundial de Eliud Kipchoge.


Legese luchó con valentía hasta el final y fue recompensado con un tiempo de 2:02:48 para elevarse al tercer lugar en las listas de maratones de todos los tiempos.


Aunque, comprensiblemente, un poco frustrado con la cadera, estaba encantado con el tiempo.


“La actuación fue maravillosa”, dijo Tessema. “Ha sido un buen tiempo y posición final y una muy buena carrera desde Birhanu. Tal vez, podría haber esperado hasta el kilómetro 35 para hacer su movimiento. Si lo hubiera hecho, tal vez el resultado podría haber sido diferente, pero todo eso se debe al beneficio de la retrospectiva".


Defensa exitosa de Tokio

Se agregó más brillo a su creciente reputación en el Maratón de Tokio 2020 restringido por el Covid solo para élite, donde el etíope se convirtió en el primer hombre en la historia en reclamar victorias consecutivas en la carrera, registrando 2:04:15 a pesar de mantener una lesión de cadera después de solo un kilómetro y verse obligado a manejar el problema durante los 41 restantes.

“Birhanu consideró abandonar en el kilómetro 35, pero tiene una mente fuerte y siguió corriendo la carrera”, explica Tessema, su entrenador desde hace mucho tiempo.


Al dar su último esfuerzo de ganador a los 38.5 m, logró una victoria memorable y un lugar en la historia del maratón de Tokio.


Sin embargo, poco después de su triunfo, y con el mundo en las garras de una pandemia global, las restricciones en la tierra natal de Legese llevaron a varias semanas sin entrenar para la estrella etíope del maratón.


Optimista de formar parte del equipo etíope para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, más tarde se enteró del aplazamiento y reprogramación de los Juegos para 2021.


“Fue difícil que tuvieran que reprogramar los Juegos Olímpicos pero, por otro lado, no había otra opción”, explica. "La salud y la seguridad de todos era lo más importante".


Tras el bloqueo, Valencia llama

Con decenas de maratones en todo el mundo cancelados o pospuestos y sin oportunidades competitivas inmediatas en el horizonte, Legese admite que su motivación decayó por momentos en 2020.

Sin embargo, le llegó una buena oportunidad de competir cuando fue invitado a correr en el Maratón de Valencia en diciembre, uno de los pocos maratones de élite que se realizarán en la segunda mitad del año.

“No muchos corredores de ruta han tenido la oportunidad de correr (desde el estallido de la pandemia mundial), así que fue agradable poder correr en una carrera de alto perfil”, dice. "También fue bueno saber que mi compañero de entrenamiento y amigo, Fentahun Hunegnaw, también estaría corriendo para apoyarme".

Legese se instaló con razón como uno de los favoritos antes de la carrera y, a pesar de estar en la contienda en un grupo de tres líderes, se quedó atrás de los dos corredores líderes en los últimos tres kilómetros y tuvo que estar satisfecho con el tercer lugar en 2:03:16 - aunque en el segundo mejor tiempo de su carrera-.

Ambiciones de récord mundial


“A pesar de que ocupé el tercer lugar, me complació mucho correr un tiempo realmente rápido, en realidad el tercer lugar más rápido en la historia (junto con Mule Wasihun, su compañero de entrenamiento en el Maratón de Londres de 2019)”, agrega.

Dado su pedigrí de maratón, Legese sigue siendo optimista de ganar la selección para los Juegos Olímpicos de Tokio y si compite en los Juegos reprogramados, su deseo es convertirse en el cuarto hombre etíope en ganar el oro olímpico en maratón.

En el futuro, Legese cree que "es posible para mí establecer un nuevo récord mundial".

Y ciertamente su entrenador cree que el futuro es ilimitado para este maratonista tan especial.

“Todo debe hacerse de manera perfecta, pero él puede romper el récord mundial de Kipchoge y también convertirse en campeón olímpico de maratón”, agrega Tessema. "Todo es posible."


Créditos:


World Athletics Steve Landells

05/01/2021


Nota Original: AQUÍ

30 vistas0 comentarios
Síguenos en:
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Dirección

Av Río Churubusco, Puerta 9 Oficina 301 Ex Ejido Magdalena Iztacalco, Ciudad de México 080101

EMAIL

fmaa.mx@gmail.com

Teléfonos

(+52)(55) 5393-0677 || (+52)(55) 5562-0995 || (+52)(55) 5562-0999

© 2020 by FMAA,  Preguntas /  Contáctanos en fmaa.mx@gmail.com